Free counter and web stats

10 enero 2010

AMORES Y RENCORES

El invierno se presentó finalizando el otoño. Llegó mansamente; cuatro lluvias, eso si, tempestuosas, tres nevadas de las de contemplar y .... de repente, la gran tempestad.
Las cumbres de las montañas, las laderas y aún los valles fueron cubriéndose con un espeso manto de nieve. Tres días de intensas nevada acabaron con caminos, sendas y carrilleiras y con los aldeanos refugiados en sus casas. Los cielos, limpios y azules ofrecían un paisaje placentero a los ojos de la buena gente serenando sus espíritus, aunque no en todos los casos...



En la aldea de Paradavella en la casa “da Porteliña” el germen de la discordia cobra vida sin que sus moradores sean conscientes, y en aquél día de todos los Santos, finalizando el siglo XX, Xoan da Porteliña, manda aviso a su hermana Amparo, casada con Lolo das Chousas; necesita de su ayuda en el cuidado de la “inocente” Saura, su hermana “pequeña”disminuida psíquica, solo Amparo es capaz de apaciguarla cuando sus crisis se agravan...es muy difícil de calmar,... así, en las tierras de las leyendas, comenzó el infortunio...

En las montañas de los Ancares las nieves dejan incomunicadas las aldeas y aún las casas; encierran en sus casas a los pobladores por largo tiempo. Los Ancareños son previsores y almacenan alimentos para ellos y sus ganados y así pueden afrontar los crudos inviernos... la gran nevada había precipitado la llegada del invierno... Contra la opinión de su hermano, Amparo, cumplida su tarea, emprendió el regreso; nada la iba impedir volver junto a su marido.

Viajar por los montes nevados de los Ancares no es una buena opción; de nada sirven las invocaciones a los santos protectores...Tampoco es suficiente recurrir a los buenos augurios que anuncia la estrella “panadeira”, así llaman en estas tierras al lucero del alba. Poco o nada se puede predecir cuando en el cielo no lucen las estrellas, Xoan da Porteliña, su hermana Amparo y Lolo das Chousas no pudieron pronosticar una nevada tan inesperada como copiosa, y mucho menos sospechar que aquello iba acabar en una catástrofe...El destino abrió las puertas a los malos espíritus y ellos cabalgaron libremente sobre vientos huracanados, revolviendo las nieves, azotando la tierra y cuanto sobre ella había..., y hasta la fecha no se ha tenido noticia de Amparo... Se diluyó en la nieve....

De nada sirvió su búsqueda, nada se pudo hacer.


Volvió la calma a Pardaboa; se dice que el tiempo todo lo cura...¿todo? Todo, menos el dolor de Manuel; él no pudo o no quiso, resignarse. Recorrió sin descanso “todos los mantos de nieves”, hurgando entre montes y valles en busca de su amada...Nada consuela al hombre que poco a poco fue encontrando al culpable de su desdicha...y que para él, no es otro que su cuñado Xoan...
Pasan días, meses y aún años, no encuentra otra causa u otro culpable; de nada sirven consejos o razonamientos, Xoan da Porteliña, es el responsable. Él es quien la hizo desaparecer. Lolo das Chousas jamás perdonara a su cuñado la ausencia de su mujer. En adelante, allí donde lo encuentre irá por él, irá en su busca... no hay perdón...




Veinte años han pasado, Manuel (Lolo das Chousas) vive ahora con Flora, una hermosa mujer que le ama profundamente. Atractiva y encantadora Flora sabe hacer feliz a un hombre; Anxel da Porteliña, hermano de Xoan vivió felizmente varios años casado con ella, hasta que decidió amancebarse con otra mujer capaz de darle hijos. Flora tiene a Manuel fascinado y él la quiere pero... no ha dejado de buscar a su esposa; Amparo no se aleja de su mente, no la encuentra..., y va a la caza de su cuñado... se arma el lío...una y otra vez...
Quiere venganza y los vientos otoñales la presagian...se avecinan fuertes nevadas … Malos augurios viajan en las nubes...


Nadie es capaz de captar los pensamientos de Flora y menos de conocer hasta que punto esta encariñada “con su hombre”. Flora no solo siente amor por Manuel, no quiere compartirlo con la desaparecida Amparo ni quiere ver sufrir a Manuel.
No hay otra forma para que deje de padecer; nada mejor que ayudarle en su afán de venganza. Urde el plan. Sopesa las circunstancias, sondea y convence a su hermano Maximino, a Mosteirin (cuñado y a la vez sobrino de Xoan) y Lolo atrae a su buen amigo Albares... Hace falta hallar la ocasión de actuar y para encontrar solo a Xoan da Porteliña es necesario separarlo de su hermana...y Flora se ofrece para acoger por unos días a la discapacitada Saura. Tan sencillo método permite a los fratricidas acceder a la casa alejados de cualquier observador... sin testigos. Llegó el momento, rumiado y esperado muchos años, y en la impunidad en la noche... cuatro individuos solos y sin testigos con premeditación y alevosía acometen la tarea inducidos por Flora.



Xoan da Porteliña es asaltado en su propia casa a altas horas de la madrugada; cuatro hombres le sorprenden dormido en su cama, le apalean y cuando es dado por muerto, lo envuelven, cual fardo, lo transportan para ser arrojado a las profundas aguas del cercano pantano y estando en la tarea... la fortuna viene en ayuda de Xoan, un hombre fuerte, férreo, y gracias a su fortaleza sobrevive a la terrible paliza... y consigue escapar durante su traslado. Tras varios días escondido en los montes, huyendo de sus asesinos, curándose de sus heridas, logró llegar ante la autoridad... Lolo das Chousas nunca hasta ahora había llegado tan lejos en sus ataques pero. Él había sido. Él, su cuñado, incapaz de perdonar o comprender, fue en su busca, a su propia casa, en mala hora, y mala compañía.

Las autoridades no dan crédito a su relato; preguntas, indagaciones, pesquisas, muchas averiguaciones y el análisis de pruebas concluyentes confirman la narración de Xoan da Porteliña que en su gran desdicha no alcanza a comprender como pueden convivir el amor y el rencor y menos aún durante tantos años.
Xoan no siente alivio viendo a Flora y a sus cómplices juzgados condenados y encarcelados; en la casa da Porteliña no se concede tiempo para el enojo el consuelo o el perdón. Muy de cuando en cuando y por poco espacio de tiempo llega el propósito del olvido reflejado en los ojos de la inocente Saura.


El relato esta basado en hechos reales,
las descripciones, personajes y situaciones son ficticias
XARDONMANROFER